Encuentro

•mayo 1, 2012 • Dejar un comentario

Encuentro pertinente obsesionarme,
sentirme vivo y ser destructivo.
Es apto para el alma ser animal,
recordarse
Vivirse en las entrañas

•abril 29, 2012 • Dejar un comentario

Veo que las sombras son figuras desvanecidas, augurios /
veo la luz que es caprichosa, y juega celosamente con el tiempo /
Veo sus dedos acariciando mi pelo, el viento levantando
la hoja de un libro enfermo.
Ella nació con el viento de otoño a sus espaldas, en uno de esos días
que evocan recuerdos / tenía el alma añeja, sabia de sus días,
de sus noches sin dueño

Ausencia #2

•julio 10, 2009 • Dejar un comentario

La evocación de viejos saberes, el escritor de palabras mudas;
saltar de la razón sin celo, dejar el amancillado asiento que se balancea en el vació.
Si el tiempo es un azar, el viento es como su voz, y es también como su ausencia.

Saberes

•julio 5, 2009 • 1 Comentario

Y después llega el sueño,
el azar del tiempo. Y después llega la sombra, y después su carga.
Y ya no hay nada que decir, le llaman zozobra, e invoca el miedo.

Violencia y Significacion

•junio 27, 2009 • Dejar un comentario

pt012cLa violencia no se puede considerar como un elemento abstracto, la agresión de un ser (generalmente similar o igual) a otro. Esta aparente simplificación de términos resulta ser circular, la definición de la Real Academia define violencia de este modo:

1. f. Cualidad de violento.

2. f. Acción y efecto de violentar o violentarse.

3. f. Acción violenta o contra el natural modo de proceder.

4. f. Acción de violar a una mujer.

En esta misma línea, si revisamos la definición de violento el diccionario arroja esta definición:

violento, ta.

(Del lat. violentus).

1. adj. Que está fuera de su natural estado, situación o modo.

2. adj. Que obra con ímpetu y fuerza.

3. adj. Que se hace bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarias.

4. adj. Que se hace contra el gusto de uno mismo, por ciertos respetos y consideraciones.

5. adj. Se dice del genio arrebatado e impetuoso y que se deja llevar fácilmente de la ira.

6. adj. Dicho del sentido o interpretación que se da a lo dicho o escrito: Falso, torcido, fuera de lo natural.

7. adj. Que se ejecuta contra el modo regular o fuera de razón y justicia.

8. adj. Se dice de la situación embarazosa en que se halla alguien.

Y si recuperamos la definición que dice “3. f. Acción violenta o contra el natural modo de proceder.”

La violencia se convierte en una forma biopolitica. El “natural modo de proceder”.

En un primer término la definición de violencia es a su vez anti natura, podemos observar modos de “violencia” en la naturaleza, pero esta agresión (su condena moral) se ve limitada a la agresión entre un solo tipo de seres, los humanos. La violencia no es entonces el romper un natural modo de proceder, porque la naturaleza tiene un componente de violencia. Así se cierra el cerco y la violencia se convierte en lo antinatural solo del ser humano. Por alguna especial razón los seres humanos no somos violentos, tenemos entonces una naturaleza divina, que nos hace diferentes del resto.

La circularidad especifica del término esta ya definida por el diccionario.

La definición final de violencia pone de plano la necesidad de establecer que la violencia es violencia si se hace contra una mujer. La especificidad implica una abstracción y al mismo tiempo concretización de los sexos, aquella supuesta genética de la dicotomía que desarma Judith Buttler años atrás. Es entonces un gesto de decencia política contra un ser que es percibido como débil, pero también es esta misma percepción de debilidad la que facilita la agresión.

La violencia tiene un dejo político, un dejo cultural, un dejo de “humanidad”. Vale la pena ver hasta qué punto una reconstrucción del término puede implicar un cambio sensible en nuestra percepción de eso que solo reconocemos emocionalmente como “violencia”. Lo que sucede en nuestra querida humanidad es un fenómeno mucho más complejo. El tipo de definiciones anteriores da un resultado inverso al que los humanistas quizá buscaban, una abstracción que olvida que la violencia no tiene forma sin sus particularidades que solo son cognoscibles con una investigación sobre el plano definido como realidad. Como quien toma un poco de agua y la congela en una determinada cubera; la forma resultante (lo conceptual) es solo el resultado del moldeamiento social. La violencia es ese líquido que cambia en una variedad de estados y formas, no es una malformación, o una deformación.

Existe, finalmente, una relacion con un aspecto social objetivo, la justicia. Aqui la violencia o el violento son supuestos que surgen a partir de la ley, es decir no hay violencia si no existe un codigo que lo defina como tal. Esta definicion se acerca mas a una forma de pensamiento Foucaultiano: La violencia como un termino historicamente traceable, al igual que la represion, al igual que el control etc.

Escencia como proceso

•mayo 28, 2009 • Dejar un comentario

288752393_b3de16dc42

Tal vez muchas palabras no hacen un libro; así como los ladrillos, los que, tampoco, construyen una casa. Esto nos da una premisa, una primera pista. La unidad estructural, la gramática y la sintaxis, no constituyen de por sí una unidad esencial, su existencia no garantiza el lenguaje. Quien busca la esencia recorre una gran distancia con los ojos en el cielo que ilumina su espalda, pero, haciendo apología a un poeta, olvida que la esencia es el camino que ha construido.  En la medida en que la esencia se desprende de su atadura pre-temporal, pre-existencial;pierde su centro, el cual se difumina formando así un nuevo plano. El concepto se vuelve proceso.

Del verbo crear

•mayo 12, 2009 • Dejar un comentario

Yo creo (el individuo)
Ella/El crea (Dios, el otro)
Nosotros Creamos (La humanidad, el grupo)
Ellos Crean (Los otros, los grupos)

fragmento de Banksy

fragmento de Banksy

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.